Ir al contenido principal

LO MÁS RECIENTE

Sponge Cake de Vainilla con Buttercream de Merengue Suizo y Fresas

Yo adoro el canal de YouTube "Everyday Food" que pertenece a Martha Stewart. Hay personas que cocinan en ese canal que realmente me encantan; Sarah Carey, Thomas Joseph y Shira Bocar. Ya tengo recetas de los tres en el blog. Los tres hacen recetas tanto dulces como saladas, aunque todo lo que hace Shira es 100 % saludable.  Por lo regular me inclino más por las recetas dulces, son las que más me gustan hacer. Sin embargo también he probado las saladas, me han dado varias ideas para preparar la comida a mi familia.
Ellos te explican todo tan bien y te lo hacen ver tan fácil, que nada más ves el vídeo y dices: "Yo también puedo hacer eso".

Hace unos meses llegó una nueva chica a este canal, Lindsay Strand. Ella se dedica a hacer sólo postres, ¡postres! Mi palabra mágica.

Poco más de un mes atrás publicaron el vídeo: "sponge cake with strawberry meringue buttercream", en la sección "sweet talk" de Lindsay. Fue amor total.
Después en una de mi pas…

Scones Ingleses





Estas últimas semanas he hecho muchos cambios en mi casa y hace poco en el blog, que por cierto espero que les guste el nuevo diseño tanto como a mí.

Desde que nació Saúl mi casa no volvió a ser la de antes, se convirtió en un completo caos. Para los que tienen niños pequeños, saben de qué les estoy hablando. Es casi imposible tener dos horas seguidas la casa ordenada. Aunque de hecho sí hay un momento que esto puede ser posible, cuando están durmiendo.

Y tengo que decir que en estos momentos tener un hijo pequeño, ya no es un pretexto para mí. Mi hijo me ayuda mucho, él recoge sus juguetes y todo su desorden. Cuando le pido ayuda para doblar su ropa, hasta me quedó impresionada de lo bien que lo hace para tener tan sólo 5 añitos.

Aún así, yo no podía con mi casa, en realidad no sé qué me había pasado. Y era algo que me tenía un poco preocupada.
Puede que sí tenga más actividades que antes, sin embargo sabía que algo se podía hacer.

Mi primer paso fue investigar cómo tener más ordenada mi casa, sí, ya necesitaba ayuda. Necesitaba alguien que me dijera qué hacer.
 Me tope frecuentemente al leer artículos o ver vídeos con el miminalismo, del cual justo mi amiga Michelle hablaba de el en su blog The Sweet Molcajete el pasado mes. Y el método de Marie Kondo y su libro "la magia del orden".

Creía que era una persona simplista, y me di cuenta que no era así. Al menos no en todas las áreas de mi casa. Y definitivamente me estaba volviendo una acumuladora. La que se supone no tenía apego a las cosas, estaba guardando cosas que ni siquiera servirían. Cajas de los electrodomésticos; de laptos, de zapatos (que ya ni siquiera tengo), de, de, de. Incluso tuve guardada la caja de mi KitchenAid como por tres años, esa ya la había tirado antes de esto, pero, cómo fue que no me deshice de ella desde el primer día, era una caja muy grande y ocupaba demasiado espacio.
Botellas de vidrio que tal vez les he dado el uso a una y tengo más de 30; las guardo porque su forma o su color es bonito. Ropa que tengo años que no me pongo y que incluso alguna está muy viejita.

Por eso las mujeres aunque tengamos suficiente ropa, usamos la frase típica de "no tengo nada que ponerme", cuando el closet está lleno. Lo que pasa es que mucha de esa ropa no nos hace feliz, no nos hace sentir cómodas. 



¿Cómo tener una casa ordenada si tienes tanta basura?, que piensas que la vas a necesitar algún día. Ese "por si acaso", me estaba arruinando. 
Mi segundo paso fue sacar muchas, muchas cosas no necesitaba.
Y no les mentiré, al principio no fue tan fácil, sobre todo con algunas cosas que les tenía cierto apego sentimental. 

A mí me gustan las cosas básicas y sencillas, sin embargo había una parte de mí que ya se estaba yendo por otros rumbos.
Ahora me estoy quedando con cosas que realmente me son de utilidad, que me gustan y me sacan una sonrisa cada vez que las veo.
Aún no termino, pero sé que voy por buen camino. Y no se imaginan lo bien que se siente. Hacer esto me ha simplificado mucho el orden y la organización en mi casa. Siento como si me hubieran quitado un gran peso de encima.

Ahora sí, empecemos con la receta, ¿les parece?



Desde que miré esta receta de scones, sabía que era indicada. La fotografía de la receta original, así como la lista de ingredientes y el procedimiento me lo hacían saber.
Y no es por presumir, pero me he vuelto muy buena (casi siempre) a la hora de elegir recetas nuevas.

Para hacer los scones vamos a batir crema espesa y azúcar, después agregaremos la harina y el polvo para hornear. Es la primera vez que veo esta técnica. Y, ¡me encantó!
 Al trabajar la masa es posible que la encuentren muy pegajosa, así que tengan listo una buena cantidad de harina para amasar, sin embargo traten de agregar sólo lo necesario, la masa debe quedarnos húmeda.

Yo aún sigo si comprar mi cortador y para cortar los círculos he utilizado una taza. Y pensándolo bien, no tengo que comprar un cortador, tendría que ser un set de varios tamaños. Me sería de mucha más utilidad, tendré que ponerlo en mi lista.

Para acompañar los sones necesitaremos más crema batida y mermelada. En mi caso utilicé una mermelada comprada de cereza, ustedes si pueden o tienen, podrían utilizar una mermelada casera, quedarían excelentes.
A mí me encanta hacer dentro lo posible todo casero en una receta, pero siendo sincera, hacer mermeladas no es lo mío. Así que, sí, ¡lo admito!, prefiero comprarla.
Si son de los míos, compren una de buena calidad (lean la etiqueta y asegúrense que no tenga ingredientes raros) y de su sabor favorito, la mermelada es lo que le va aportar sabor y dulzor a estos scones.




Scones Ingleses

12 scones aproximadamente.
Ingredientes.
  • 600 ml crema espesa para batir, fría
  • 1/4 taza (50 g) azúcar granulada blanca
  • 3 tazas (450 g) harina, todo uso + para trabajar la masa
  • 3 cditas. polvo para hornear
Para barnizar.
  • 1 huevo + 1 cdita. crema espesa para batir
  • azúcar mascabado
Para acompañar (opcional):
  • + crema batida sin endulzar y mermelada*



Procedimiento.
Precalentamos el horno a 370 ºF (190º C) o en el caso de que su horno no dore fácilmente les recomiendo una temperatura de 400 ºF (200 ºC). Yo utilicé esta última temperatura.

Preparamos una charola con papel encerado o un silpat. Dejamos de lado.
En la batidora con el aditamento de glogo o con una batidora de mano, batimos la crema con el azúcar en un bowl frío (yo lo meto al congelador 10 minutos) a velocidad media-alta por 4 a 5 minutos hasta que formen picos firmes.

Mientras tanto en un bowl mediano mezclamos nuestra harina con el polvo para hornear con un tenedor o batidor globo.

Agregamos la mezcla de harina a la crema batida y mezclamos un poco con una espátula. Vaciamos la mezcla sobre una superficie enharinada y amasamos por 2 a 3 minutos hasta que se sienta suave la mezcla. Si está demasiado pegajosa, será necesario agregar más harina. Yo necesite bastante harina, ya que me quedó muy pegajosa. Sin embargo cuide que al final mi masa me quedara suave, húmeda y ligeramente pegajosa.

Con un rodillo extendemos la masa hasta obtener un grosor de 2.5 cm, cortamos círculos de 7 cm de diámetro hasta terminar con toda la masa y acomodamos en la charola.
Barnizamos cada scone con la mezcla de huevo y crema para batir. Espolvoreamos por encima un poco de azúcar mascabado.
Horneamos hasta que hayan aumentado de tamaño y estén dorados. Cerca de 20 a 30 minutos.
Dejamos enfriar ligeramente. Deben de estar un poco calientitos al comer, saben mucho más ricos.
Abrimos los scones con un cuchillo de sierra, agregamos crema batida y mermelada.







Notas.
*Necesitarán batir cerca de una taza de crema para los 12 scones.

-Duran de 4 a 5 días en un contenedor hermético y guardados en el refrigerador. Y a temperatura ambiente de 2 a 3 días en clima frío.

-El mejor momento para comerlos es el día que se preparan, pero les daré algunos tips para que les queden como recién horneados días después. El primero sería, recalentar en un horno eléctrico a 180 °C o en uno convencional por 10 a 15 minutos. El segundo es en el microondas por unos 30 segundos, sólo que en este último se reblandece todo el scone y ya no tiene la textura original; suave por dentro y firme por fuera. Pero igual es delicioso así suavecito.





Fuente: Receta inspirada y adaptada de Gourmet Traveller



La masa de los scones tiene una textura buenísima, acompañados con lo suave de la crema y la dulce mermelada quedan increíble. 
Es el tipo de postre que se puede comer en el desayuno, brunch, en la comida, en la hora del té o en la cena (yo por el momento evito los carbohidratos en la cena, pero una parte de mí me dice que sería una gran idea). 

Tanto me gustaron estos scones que ya los he hechos dos veces, aunque en la segunda ocasión fue para acompañar la deliciosa receta de pollo frito de Donna Hay. Hicimos pollo estilo KFC con todo y la ensalada de col y el puré de papa, por supuesto nos quedó por mucho, más delicioso. Esa vez los scones los bañé con una mezcla de mantequilla derretida y miel de abeja, no hay palabras para decirles lo buenos que estaban así también.



¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

Comentarios

  1. ¡¡Hola Maribel!! Ay, cuando el caos reina nuestra casa, ja, ja. Yo tengo varios tips para mantener el orden en casa, como volver a dejar donde estaba lo que acabo de utilizar y justo en el momento para que no me de pereza, las cajas también las guardo pero como mucho dos años y si el aparato ha funcionado bien ya las tiro. La ropa también la reviso todos los años, y si hace dos que no me la he puesto, la suelo donar. No suelo tener muchos jarrones ni objetos decorativos en casa, y los poco que tengo son grandes para poder limpiar bien aunque eso si, que vayan con la decoración. En fin, al final te habitúas y lo haces sin darte cuenta de que ordenas.
    Aunque te confieso, que si que tengo alguna habitación por ahí que es un caos, ja, ja, esa donde va todo eso que dices ya veré qué hago con esto, pero mantengo el resto de la casa ordenada. Pero bueno, al final termino ordenando también.
    Me gusta el cambio de tu blog, me gustan las plantillas poco recargadas y que no pesen cuando entras en los blog. Pero bueno, tu plantilla de antes también me gustaba.
    Y es cierto que la práctica hace que cada vez nos salga mejor las recetas y que ya sepamos qué puede funcionar y qué no. Así que no me cabe la menor duda que estos scones están estupendas, no hay más que ver lo bien que te han quedado. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel, tal vez ya te has dado cuenta que estos últimos meses no he tenido tiempo de contestar pronto los comentarios. Ahora sí que me he pasado, ya son casi tres meses de este post, pero yo juraba que ya les había contestado. Una disculpa enorme y mil gracias como siempre por pasarte por aquí.

      Eliminar
  2. Me gusta mucho el nuevo diseño del blog. Respecto al orden creo que mudarme tanto y a sitios tan alejados me ha ayudado a saber qué es realmente lo que tiene valor para mí y lo que no. Es cierto que seguramente tengo más cosas de las que realmente necesito, pero creo que he sabido quitar muchas cosas y todo lo que tengo ocupa en pocas cajas. Aunque tengo que reconocer que el método del que hablas no me gusta demasiado, creo que esta pensado más para gente oriental que para gente latina. Yo por ejemplo tengo una caja con las postales que me han ido regalando por cumpleaños y ocasiones especiales que soy incapaz de tirar y según este método me tendría que deshacer de ellas.
    Respecto a la receta me han encantado estos scones, son un poco diferentes a los que tengo en el blog así que me apunto la receta.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, así como he escuchado que es una maravilla, también he escuchado que es algo exagerado ese método. Yo sólo he tomado algunos tips de lo que las chicas que han leído el libro. Igual yo, tengo este tipo de recuerdos que por nada del mundo los tiraría :)
      Muchas gracias Marta, ¡un abrazo!

      Eliminar
  3. Hola, pues veo que vienes bien renovada en todos los sentidos, nuevo blog, reformas en casa... Muy bien, hay que renoverse de vez en cuando. Yo también he empezado a quitar ropa que no me pongo y que la guardas "por si acaso" , ese día no llega nunca,jajajaja!!
    Estoy encantada con tus scones, deliciosos y con la mermalada que llevan. Unplacer , siempre venir a disfrutar de tu compañia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, es verdad, nunca llega ese día.
      Gracias mi querida Elisa, ¡siempre tan linda!

      Eliminar
  4. ¿Pero que ha pasado aquí, mi niña preciosa?
    Veo que has caído rendida a las nuevas platillas de blogger, jejeje...
    ¿Sabes? salieron justo el día después de haber hecho yo cambios también en DBM, y me dió tanto coraje, que ahora no lo cambio por cabezonería, jajaja...
    No me hables de reformas, que hace unos años las hice en casa, y la dejé en el esqueleto, todo fue literalmente al garaje, mientras hacíamos la obra, y hasta que comenzamos a decorar de nuevo la casa, no nos dimos cuenta de la cantidad de cosas acumuladas y que no necesitábamos, así que hicimos una criba bastante exhaustiva y fue como si nos insuflaran una bomba de oxígeno, jajaja...
    Me gustan los scones, tengo unos que hacemos mi hermana y yo, que publiqué hace tiempo, y siempre estoy deseando darle un cambio a las fotos, pero la receta que es lo importante, es buena, así que por ahí no hay nada que cambiar.
    Los tuyos como siempre, son un verdadero espectáculo para la vista, y seguro que para el paladar.
    Besos, y cuida a tu pequeño Saúl, porque si con cinco añitos te ayuda tanto, es una joya que no tiene precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaj, sí, he caído!
      Una mala pasada, pero aquí estará si algún día quieres hacer algún otro cambio al blog, aunque la verdad es que lo tienes perfecto.
      Jajajaja, tú sí que has hecho una renovación total.
      Tengo que ver esa receta de scones, no me la pierdo.
      Ayyy sí, mi niño es una joya, ¡es el mejor!
      Gracias mi Concha preciosa, siempre iluminándome el día.

      Eliminar
  5. Hola Maribel,
    Me gusta mucho tu nuevo formato, aunque el otro también me gustaba.
    A veces nos cansamos de ver siempre la misma imagen y nos apetece hacer cambios, tanto en casa como en este caso en el blog.
    Te diré que me he visto muy identificada con el tema 'organización-orden'. Por desgracia soy de las personas que cogen apego hasta una simple botella (me ocurre como a ti), se dice pronto..., tengo cosas que jamás tiraré por recuerdos, nostalgia y otras que cierro los ojos y van a la basura (pero a regañadientes).
    Estos scones ingleses tengo ganas de hacerlos, tengo una par de recetas y están en la lista 'pendientes'. Seguro que son deliciosos, nunca los probé.
    Pasa una feliz semana.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta vez hice renovaciones por todos lados :)
      ¡Muchas gracias Sil bonita! Besitos.

      Eliminar
  6. ¡Hola Maribel! Con Lara te puedes imaginar el caos que es mi casa aunque reconozco que últimamente estamos tomando mejores rutinas.

    Sin embargo soy de las que ha llegado a acumular un montón de cosas y estoy intentando darles salida. Antes de que naciera Lara me deshice de un montón de ropa que hacía muchos años que no nos poníamos, y ahora estoy dando salida a los productos que tengo almacenados para repostear y que a veces no utilizo porque no son sencillos de encontrar y no quiero que se terminen ¡de traca!

    Me encantan tus scones y por supuesto el nuevo look del blog ¡empieza una nueva etapa!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, con niños pequeños el caos impera. Me alegra mucho que poco a poco hayan tomado mejores rutinas, y conforme vaya creciendo Lara, será cada vez mejor. Pero no hay prisa, disfruta mucho de tu pequeña, a veces la casa puede esperar.

      Cierto, ¡empezó una nueva etapa!
      Miles de gracias Cuca ¡Muchos, muchos besos para ti y Lara!

      Eliminar

Publicar un comentario

Favoritos de la Semana