Ir al contenido principal

LO MÁS RECIENTE

Crème brûlée de lavanda

¿Cómo se la pasaron estas últimas dos semanas? ¿Tuvieron vacaciones? Nosotros sí, Saúl salió de la escuela el 7 de abril y este lunes regresó. Mi esposo tuvo unos días libres la semana del 10 de abril y nos fuimos a Las Vegas (otra vez). En esta ocasión no les tendré un post contándoles de mi viaje porque ya tengo tres posts sobre mis viajes anteriores, el del 2014 que lo dividí en dos; "Recorrido Dulce en Las Vegas Parte 1" y "Parte 2". Y el del 2015 "Las Vegas II". No creo que quieran otro más.

Pero ya les iré contando poco a poco cómo me fue y sobre todo qué postres comí. Para nosotros siempre es un gusto regresar a Las Vegas, por eso ya hemos ido tres veces y mi esposo muchas más. Y por si no lo saben, somos afortunados de tener esta ciudad a 6 horas de viaje en carro, ya cruzando la frontera. Por eso es uno de nuestros destinos favoritos, hay tanto que ver y hacer. Además sólo hace falta ahorrar unos cuantos dólares para ir.
Aunque les cuento que cu…

Recorrido Dulce Frutal en Manzanillo




Unos días antes de regresar a casa, sentía un poco de nostalgia al pensar dejar el que fue mi hogar, durante unas semanas.
Manzanillo definitivamente te quedaste en mi corazón...

Me encantó conocer sus bahías y playas.


 Aunque para mí la vegetación era la mejor parte, ya que recorrer sus caminos era ver verde a cualquier lado que voltearas.
 

Pero lo que superaba toda esta vegetación, fue que muchos de esos árboles eran frutales.

Esta primera entrada la llamé "Recorrido Dulce Frutal" por que les mostrare algunas de las  deliciosas frutas que tiene Manzanillo. Aunque las frutas no se consideran un postre por sí solas, para mi son la mejor opción, cuando quiero algo dulce. Se que sería maravilloso comer postres todos los días, pero se que mi pesó lo resentiría, así que la fruta es sin duda son mi alternativa para cada día de la semana.


Algo que estoy extrañando, son los puestos de frutas...

 La primera vez que los vi, mis ojos se iluminaron ya que me encanta la fruta y además tendría la oportunidad de conocer frutas nuevas.



Yaka

 La yaka para mí, fue un gran descubrimiento, ni siquiera había escuchado hablar de ella. Fue la fruta que más me llamo la atención al pasar por los puestos de frutas.

No se parece a ningunas otra fruta que haya comido antes, aunque me dio un poco de sabor a mango, dicen que tiene el sabor de 5 frutas (mango, plátano, papaya, naranja y piña)


Me gusto mucho esta fruta, cada que nos acercábamos a las afueras pasábamos por  nuestro vaso de yaka. Lo único fue que se me hizo muy dulce, después de medio vaso, ocupaba uno de agua.


Pero eso no impidió, comer unos cuantos vasos de yaka.


Como dato curioso, me comentaron que las semillas de la yaka (que por cierto parecen habas) se ponen a secar por unos días, después se ponen a coser y su sabor es como el de la papa.



Mangos 


Son una de mis frutas favoritas, y cuando es temporada, en casa comemos muy seguido. En Manzanillo tienen varios tipos de mango.
A las afueras hay grandes plantíos de mango y de hecho muchas de las casas que están dentro y fuera de la ciudad tienen grandes árboles de mangos, también hay en parques, centro comerciales y hasta en restaurantes.
Mi mango preferido fue uno pequeñito, son de la variedad ataulfo pero en mini. Aparte de ser lindos, están buenísimos.
Un mango que me llamo mucho la atención fue uno que tenía la cáscara morada, me quede con las ganas de probarlo, sólo me toco verlo en un restaurante, estaba a punto de decirle al mesero que si podía cortar algunos y me arrepiento de no haberlo hecho. ¿Que se le va hacer? espero regresar y probarlos.


Plátanos


Una noche nos toco un tormenton, y a la mañana siguiente miramos en el patio de nuestra casa (postiza) que se había caído una penca de plátano macho a causa de la lluvia. Así que mi pequeñín inmediatamente fue para inspeccionarla.

El plátano es ¡La fruta preferida de mi pequeñín! Pero en Manzanillo los tipos que habían por todos lados, eran los plátano macho y dominico.

Si para mi la yaka fue un descubrimiento, para mi pequeñín fue el plátano dominico, "bananita" (como él le decía).

En Tijuana si venden estos plátanos pero sólo en ciertos lugares, y en temporadas muy cortas. Además de que el precio aquí sale el triple de lo que pagamos en Manzanillo en los puestecitos de fruta.




Cocos

Palmeras de coco hay por toda la ciudad. Desde grandes plantíos, como el de los mangos y plátanos. Los encuentras hasta en los camellones de las calles y las casas.


Justo antes de venirnos, para ser exactos un día antes, probamos en el centro, con una señora que se pone a la orilla de la calle, con una olla enorme llena de una agua de coco. Hecha con un toque de limón, un poco de azúcar y trocitos de coco. ¡Refrescante y Deliciosa!.



Papaya - Chicozapote - Carambola - Guanábana


En casa mi esposo y yo comemos la papaya todos los días (sin exagerar) es un hábito que tenemos desde éramos novios, bueno él fue el que empezó, pero se la comía en licuado. Todavía recuerdo que una de las cosas que hacíamos de novios era ir al supermercado y comprar papaya, así que ya tenemos algunos años comiendo esta fruta.
Y tanto tiempo comiendo papaya, y en Manzanillo conocí el árbol, es como una palmerita.

Otras de las frutas que probé fue el chicozapote y la carambola.

La verdad el chicozapote no me gusto, tenía un sabor muy dulce y la consistencia no me era muy agradable. Sin embargo, no me arrepiento de haberlo probado, ya que conocí el sabor de una fruta hasta ese momento, desconocida.
La carambola tiene una forma que me encanta, cuando la cortas de forma transversal, es muy parecida a la forma de una estrella. Ya había escuchado hablar de ella, pero no conocía su sabor y a diferencia del chicozapote si me gusto, tiene un sabor ligeramente ácido. 

Lo que miran entre las hojas del árbol es una guanábana, con esta fruta me encuentro en algunas contradicciones, la primera vez que la probé me gusto, pero sólo comí un pedacito. Y cuando tuve la oportunidad de comer más, la verdad es que ya no fue tan agradable, creo que además de tenía muchas semillas, era la consistencia, por que el sabor si me gusto. Días después probé el agua de guanábana y  ¡Me encanto!. 

Así que mi veredicto final es: En agua, nieve y cualquier preparación  ¡si! y la fruta sola no tanto.





PD. Para la próxima les contaré más sobre Manzanillo, ahora sí un "Recorrido Dulce"





  ¡Que lo disfruten!
 Bruni's boulangerie



Comentarios

Favoritos de la Semana