Muffins de Blueberries + El Gran Secreto para unos Muffins Esponjosos

miércoles, 21 de septiembre de 2016




Después de 4 recetas seguiditas sin horno ya era hora de prenderlo, ¡yo ya lo extrañaba!, ¿y ustedes?

Esta vez voy a tratar de ser lo más concisa posible para poder compartirles las receta hoy mismo, si no, creo que me podría tardar más tiempo. 
Este día ando con las prisas a todo lo que da.

Así que por más que quiera contarles acerca de cómo fue la historia de inspiración de hoy, lo dejaremos para otra ocasión. Les prometo que les contaré.
Lo único que les puedo adelantar es que tengo un nuevo libro, todo un sueño de libro; "Bouchon Bakery" de Thomas Keller y Sebastien Rouxel. 

Es un libro que me ha cambiado por completo, las técnicas que tiene son totalmente diferentes a las que hasta este momento yo había aprendido, ha hecho como un pequeño "reset" en mí.



La masa de estos muffins es muy similar a otras que he hecho, pero tiene un GRAN secreto para que sean lo más esponjosos y húmedos muffins que hayan probado. 
Vamos a dejar descansar la masa por toda la noche o incluso la pueden dejar hasta por 36 horas.
-Esta es la clave, el gran secreto para hacer un gran muffin.-

Como les decía, la masa la mandaremos al refrigerador por algunas horas, pero para estos muffins de blueberries serán sin la fruta. Y como después de refrigerar la masa es mucho más espesa que recién hecha, en esta receta es necesario utilizar blueberries congeladas, si no, se harían mermelada en la masa.
Yo tenía blueberries frescas y las tuve que congelar. Ustedes las pueden comprar ya congeladas, y lo mejor de esto es que congeladas las pueden encontrar todo el año.

Hay recetas en el libro con otras frutas y verduras que si los incluyen en el reposo, como los de zanahoria. Les prometo después compartirles también esa receta.
Los frutos rojos son diferentes porque soltarían liquido de color y pintarían toda la masa.




Y para darle el súper toque final a los muffins, un riquísimo streusel de almendra.





Muffins de Blueberries


Ingredientes.
10 muffins.

Para el Streusel:
  • 1/4 taza + 1 Cda. (60 g) harina, todo uso
  • 1/2 taza + 1/8 taza (60 g) harina de almendra
  • 60 g mantequilla fría y cortada en cubos pequeños
  • 1/8 cdita. sal de mar fina


Para la Mezcla de Muffins:
  • 1 1/4 + 2 Cdas. harina todo uso (200 g)
  • 1/2 cdita. + 1/8 cdita. polvo para hornear
  • 1/2 cdita. + 1/8 cdita. bicarbonato de sodio
  • 1/2 cdita. sal de mar fina
  • 100 g mantequilla sin sal, a temperatura ambiente y textura pomada
  • 1/2  taza (100 g) azúcar granulada blanca
  • 2 Cdas. melaza*
  • 2 Cdas. miel de abeja multifloral (yo utilicé miel de abeja regular)
  • 1/3 taza huevo**
  • 1 cdita. extracto de vainilla
  • 1/4 (60 ml) taza buttermilk***
  • 1 1/4 taza (180 g) blueberries congeladas
  • 1 Cda. harina, todo uso.


Procedimiento.
Para el Streusel:
En un bowl pequeño ponemos todos los secos y mezclamos. Agregamos la mantequilla e integramos con nuestros dedos, sólo cuidando de no aportar mucho calor a la mezcla para que la mantequilla no se suavice. Cuando la mantequilla esté integrada cubrimos nuestro molde y llevamos a refrigerar por al menos 2 horas o hasta 2 días.


Para la Mezcla de Muffins:
En un bowl pequeño ponemos nuestras blueberries y la cucharada de harina, mezclamos bien. Llevamos al congelador en un contenedor hermético.

En un bowl mediano ponemos nuestra harina, polvo para hornear, bicarbonato y sal. Mezclamos muy bien con un batidor globo o un tenedor. Dejamos de lado.

En el bowl de la batidora vamos a acremar la mantequilla a velocidad media por 3 a 4 minutos (si es con KA, utilizar el aditamento de pala), la consistencia debe quedar cremosa. Agregamos el azúcar y batimos por 1 a 2 minutos más, hasta que esté esponjosa la mezcla. Seguimos con la melaza y miel a velocidad baja y batimos por 1 minuto. Siguiendo con la velocidad baja agregamos el huevo y la vainilla, mezclamos por sólo 30 segundos. Incorporamos la mitad de nuestra mezcla de harina y batimos por 15 segundos, ahora agregamos la mitad del buttermilk y mezclamos por 15 a 30 segundos hasta combinar. Repetimos el proceso con los ingredientes secos restantes, seguido del buttermilk.
Con una espátula de silicón terminamos de incorporar muy bien los ingredientes. Cubrimos el bowl y refrigeramos por toda la noche o hasta 36 horas.

Precalentamos el horno a 425 ºF (220 ºC). Preparamos el molde con 10 capacillos. Dejamos de lado.
Sacamos la mezcla del refrigerador y dejamos reposar 5 a 10 minutos a temperatura ambiente, para que se suavice un poco.
Agregamos las blueberries a la mezcla e integramos con una espátula.

Repartimos la mezcla en los 10 capacillos. Si tienes una cuchara de helado, ¡úsala!, es la medida perfecta. (Es poco menos de la medida de 1/3 de taza).
Agregamos 2 1/2 cucharadas de streusel recién salido del refrigerador a cada muffin.

Bajamos la temperatura del horno 350 ºF (180 ºC) y llevamos a hornear nuestros muffins por 35 a 40 minutos, hasta que se miren doraditos y al insertar un palillo salga limpio.







Notas.
*La melaza además de sabor le aporta el color café que tienen los muffins, si no encuentras puedes utilizar miel de piloncillo ya que el sabor y el color es muy parecido. Y por última opción sería utilizar más miel de abeja, sólo que quedarán de color más claro.

**Será necesario batir dos huevos aproximadamente y medir el 1/3 de taza para agregar a la mezcla, el resto no lo necesitaremos.

 ***Buttermilk casero. 1/4 taza de leche entera a temperatura ambiente + 1/4 cdita. jugo de limón o vinagre blanco, dejamos reposar 10 minutos)

-Es muy importante utilizar blueberries congeladas.

-Estos muffins duran de 2 a 3 días en un contenedor hermético a temperatura ambiente. Si hace calor en el lugar donde vives es recomendable refrigerarlos.

-La miga sigue siendo buenísima al pasar los días, sólo el streusel se ve un poco afectado respecto al primer día ya que pierde un poco lo crocante.







Fuente: Receta ligeramente adaptada del libro "Bouchon Bakery" de Thomas Keller y Sebastien Rouxel. 



Los muffins son de esos panes que a mí me gusta comer recién salidos del horno o durante las primeras horas de ser horneados porque es cuando más suave es su miga, con estos muffins no importa si los comes recién salidos del horno o en dos días, seguirán teniendo la mejor miga.

¡No van a poder creer lo esponjosos que son!




¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

Hielitos de Coco

viernes, 9 de septiembre de 2016




Ya estamos en septiembre. No lo puedo creer, el tiempo pasa realmente rápido. Siempre digo eso, que el tiempo para mí se pasa volando.  Pero es que ahora se me ha pasado mucho más rápido, incluso ayer le decía a mi esposo que falta muy poco para diciembre y agarrar mis vacaciones blogueras, justo como lo hice el año pasado. 
Hasta parece que fue ayer cuando yo escribía mi despedida al final de la receta de Cranberry - Apple Pie. Yo sé que aún faltan 3 meses, sin embargo siento que así como se fueron los 9 meses, estos tres que vienen se me irán rapidísimo, por eso pienso disfrutarlos mucho. Y otra cosa por la que pienso que los días, meses y años se me van, es porque en poco menos de dos semanas mi corazoncito, mi bebé, mi Saúl, estará cumpliendo 5 años...

Y ya que hablamos del tiempo, ahora hablemos del clima. ¿Cómo les está yendo con el calor en estos días?
En mi ciudad el clima ha mejorado bastante, la temperatura disminuyó mucho. Y aunque todavía se siente un poco calientito ya no es tanto, por las mañanas y tardes está fresco.
Pero eso no pasa en todas las ciudades, este fin de semana nos fuimos a visitar a la familia en Phoenix y antes llegamos a Mexicali por unas cuantas horas, el cruce de México a USA lo hicimos por ahí. La temperatura ese día en Mexicali estaba a 115 ºF y en Phoenix a 100ºF.  Y eso que el clima ha "mejorado", por eso aunque a veces me ando quejando del calor, sólo recuerdo que en otras ciudades está peor.
Y la verdad aunque estaba algo calientito por allá, nos la pasamos muy bien. Me he dado cuenta que me quejo más del calor en mi casa que cuando voy a otro lugar, pues estábamos de mini vacaciones, ¿cómo quejarnos?



Tarta de Frutas Frescas con Relleno de Queso Crema y Lemon Curd {Sin Horno}

miércoles, 31 de agosto de 2016




En esta ocasión les tengo una receta muy, muy especial.
Especial por dos razones. La número uno es porque es la primera vez que me emociono en el mercado comprando todas las berries que me encuentro. Creo que lo máximo que había comprado eran dos tipos diferentes de frutos rojos, ahora compre cuatro; fresas, zarzamoras, frambuesas y blueberries. Y todas ellas están en la misma receta, porque aunque anteriormente alguna vez compré más de una variedad, las usaba para recetas diferentes.
No saben cuando anhelaba este día.

Y la número dos es porque con la fotografía principal de la receta de hoy estoy concursando para ganarme un libro de Nigella Lawson y especialmente autografiado para mí en su cookalong del mes de agosto.

Si ustedes también se quieren ganar uno de sus libros también pueden participar. Yo sé que este mes ya se acabo, pero pueden participar para el siguiente. El día primero del mes en la página de Nigella ponen la receta, porque cada mes va cambiando, y es muy simple participar, sólo tienen que hacer la receta y mandar la foto. Ahí mismo te dicen los pasos que hay que seguir y son muy sencillos. Ah eso sí, si llegan a mandar su foto y no la ven junto a todos los demás participantes, no se asusten. A veces tardan, creo que la mía tardo tres días en aparecer.

Mándenme toda su buena vibra porque en verdad quiero ganar. El resultado lo darán en unos días. 
Pero yo ya me dije que si no gano esta vez estaré participando cada mes que pueda hasta ganarme ese libro. ¡En verdad lo quiero!



Helado de Cardamomo

martes, 16 de agosto de 2016





¡Hoy les traigo una receta para seguir refrescándonos en en este veranito!
Es una receta más del libro "Gordon Ramsay Solo Postres", esta es mi cuarta receta de ese maravilloso libro y mi segunda receta de helado, ¿recuerdan el Helado de Fresa?
Y también es mi segunda receta con el aromático cardamomo, la primera vez lo utilicé en los Panes de Higo con Cardamomo.

Desde que vi el helado de cardamomo en el libro me llamó mucha la atención, y por supuesto lo tenía que hacer. Resulto que el sabor que tiene es extremadamente delicioso. ¡se los prometo! Yo estaba que no me la creía, el sabor que le dan las vainas de cardamomo al helado es de lo mejor. ¡Este helado ya está en mi top de sabores favoritos!

Yo no quería parar de comer, pero justo en esos días estaba cuidando un poco lo que comía sobre todo porque estas últimas semanas que he tenido más tiempo me la he pasado haciendo postres, de dos o hasta tres por semana, así que he comido bastante.
Cuando hice el helado cuide las porciones que comía, fue un martirio. ¡Yo me lo hubiera comido todo de una! Aquí el que salió ganando fue mi esposo, él lo disfruto a más no poder. Él si que puede, antes de ir a trabajar se va a correr. Yo una vez más he dejado el ejercicio y es que a la hora que puedo hacerlo mi casa está súper caliente. Ustedes dirían, pues mucho mejor, ¡quemas más calorías!, pero yo siento que me deshidrato. Así que estoy en pausa.

Paletas Piña Colada {Veganas}

viernes, 5 de agosto de 2016




Ya casi esta receta se las compartía hasta la próxima semana y es que de repente se me vino el tiempo encima y ya era hora de hacer la comida e ir por Saúl al campamento. Pero bueno, ya hice la comida, Saúl ya está en casa y ya comimos...

Les dije en el post de Crumble de Frutas que mayo-junio podrían ser mis meses favoritos ya que encuentro una gran variedad de fruta y a buen precio. La verdad es que los precios siguen muy bien durante todo el verano, pero no escogí julio ni agosto porque con el calor que está haciendo es imposible que los escoja como favoritos. No me gusta el calor intenso, de verdad sufro. Aunque lo que definitivamente si me gusta es que en esta estación tenemos más luz solar, me levanto a las 6 y ya está el sol a todo lo que da, son las 8 de la noche y todavía no está del todo oscuro. ¡Eso sin duda me encanta! Y por supuesto también tiene otras cosas buenas, en verano nos gusta ir a la playa (yo con un kilo de protector solar para no quemarme), al parque, al cine, sobre todo porque tiene aire acondicionado, y en general trato de huir de mi casa porque es un horno. Otra de la cosas que se disfrutan es, ¡comer cosas muy, muy heladas y congeladas!

Esta es la primera receta de varias que tengo guardaditas para refrescarnos en este verano.

Yo tengo tantas y tantas recetas pendientes, creo que el blog podría durar al menos otros 5 años con todo lo que tengo pensado y quiero compartirles. Hay recetas que esperan semanas, meses o incluso años hasta que por fin las hago. Excepto por el Bundt Cake de Chocolate Relleno de Cheesecake que a los días de ver la receta yo ya lo estaba haciendo, al igual que estas paletas de "Piña Colada" que les traigo hoy. Tenía una piña en mi casa ya madurita, vi esta receta, y otra vez el destino, ¡las tenía que hacer de inmediato!